HERRAJE LISTO PARA AMURAR

Herraje listo para amurar de 100

$13,300.00

Regulacion frontal opcional la precio

Descripción

Herraje listo para amurar de 100

Herraje listo para amurar de 100

Fabricamos Herraje listo para amurar de 100 y por pedido a medida la que necesite

Los Herraje listo para amurar y por pedido a medida la que necesite. Herraje totalmente enlozado, en angulo maciso 5/8 y marco 2.5mm, con manija de madera, cadena. Lista para crear tu propia parrilla.

Descripciones: Herraje totalmente enlozado, compuesto por 2 modulos desmontables, con grasera enlozada, trae guias para amurar, una manija, Crique para regularla a la altura deseada. Medidas: ancho: 100 cm, profundidad: 62 cm, regulacion frontal opcional la precio. Parrilla amurada: puede ser de fierros lisos o acanalados, que son los que permiten que la grasa se escurra para favorecer su desagote. En general, los expertos no aconsejan la de caño redondo porque la grasa se vuelca arriba del carbón, generando toxinas que no son buenas para la salud.

Cómo hacer fuego para el asado

Encender la leña o el carbón es sencillo si conocemos algunos tips. Colocá una base de bollos de papel de diario viejo. Poné encima pedacitos de carbón chiquitos para que enciendan más fácil (un detalle importante: fijate primero que el carbón no esté húmedo, porque no logrará encender si es así). Encendé con fósforos el papel en varios sectores. Cuando el fueguito llegue a las primeros trozos de carbón, andá agregando pedazos de carbón más grandes hasta incorporar la cantidad necesaria. Si no hay nada de viento que avive el fuego, podés airearlo ayudándote con alguna tapa de olla o bandeja liviana, usándola tipo abanico. Cuando las brasas estén de color entre rojas y blancas, ya podés pasarlas del brasero hasta la base de la parrilla y comenzar la cocción. Consejo útil: la parrilla debe estar entre 15 o 20 cm de altura sobre las brasas.

Cómo limpiar parrillas de ladrillos en Herraje listo para amurar

Es un material muy frecuente en Argentina porque es el más tradicional. Si bien son de buena calidad y duran muchísimos años, suelen ser más grandes que otras y, por eso, limpiarlas tiene algunos secretos. Aquí, cómo hacerlo paso a paso: Una de las cuestiones más importantes es hacer la limpieza al finalizar de asar. Obviamente, debés esperar que se enfríe un poco para no quemarte, pero la idea es aprovechar que el emparrillado esté caliente para poder remover fácilmente los restos. Lo que debés hacer es mojar un cepillo en agua con vinagre. Te recomendamos usar un cepillo de alambre si la parrilla es de hierro o, un cepillo de cerdas, si es enlozada.

El vinagre ayuda a quitar más fácilmente los restos de grasa y ablanda lo que está pegado a la parrilla. Cepillá con fuerza toda la parrilla procurando sacar todo rastro de carne, óxido y cualquier otra suciedad que haya quedado. Luego, ponela cerca de las brasas aún prendidas para terminar de eliminar cualquier tipo de bacteria. La estructura del parrillero también debe limpiarse prolijamente. Primero, esperá que se enfríen las brasas y luego quitalas usando una palita. A continuación, usa un cepillo de cerdas como el de un escobillón para barrer la base donde se apoya la parrilla y quitar lo que quede de brasas pequeñas y las cenizas. Para terminar usá un trapo humedecido en agua tibia mezclada con un poco de bicarbonato de sodio para repasar las paredes interiores y todo el exterior.